Mostrando entradas con la etiqueta HABLEMOS DE CINE. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta HABLEMOS DE CINE. Mostrar todas las entradas

miércoles, 17 de junio de 2015

El empresario del año



¡¿Todavía no has visto Jurassic World?! Felicidades, eres afortunado.

Al aparecer en pantalla los créditos finales de la película, lo que más sorprende (además de haber desembolsado dinero por verla) es que fue escrita no por una, ni por dos, ni por tres, sino por cuatro personas. Si desconectas tu cerebro y te repites a ti mismo varias veces que has entrado a ver una película de dinosaurios, la trama comienza bien: un millonario ha reabierto el parque temático de diversiones y los encargados de marketing descubren que los clientes se han habituado tanto a ver los mismos dinosaurios de siempre que el show les resulta tan aburrido como ir a ver elefantes al zoológico; para solucionar este problema de entretenimiento deciden atraer a las grandes marcas comerciales para patrocinar los lanzamientos de nuevos dinosaurios genéticamente modificados. 

-¡Esto es el colmo! -protesta un empleado- primero las marcas tomaron los nombres de todos los estadios deportivos y ahora van a ponerle nombre a los dinosaurios.

De ahí en adelante comienzan las chifladuras. Pareciera que a los cuatro guionistas de la película los hubieran puesto a jugar al ejercicio literario de escribir el libreto por partes, teniendo que continuar con la historia hasta donde el otro escritor dejó la chifladura en cuestión. Y por chifladuras no hay que pensar en los velociraptores amaestrados o el proyecto de implementar a los dinosaurios como armas de guerra.


No, lo más descabellado que detona y convierta a Jurassic World en el churro del 2015 es la siguiente encrucijada que se convierte en el hilo conductor de la película.


A este señor indio (que es uno de los 10 hombres más ricos del mundo, si mal no recuerdo, el número 7), le informan que el nuevo dinosaurio que acaban de crear en los laboratorios es el monstruo más peligroso e inteligente sobre la faz de la Tierra, y, oh sorpresa, se ha escapado de su jaula para dirigirse al parque de diversiones a masacrar a todos los dinosaurios herbívoros y los poco mas de 20 mil visitantes humanos.

Star Lord, un genio, advierte que hay que sacrificar al animal.
 
Entonces el indio debe decidir si matar al dinosaurio que le costó veintitantos millones de dólares, o, dejarlo vivir y arriesgarse a que destruya un parque de miles de millones de dólares.


Si el indio en vez de haber sido un personaje salido de la cabeza de cuatro retrasados mentales hubiera sido un multimillonario de verdad como Carlos Slim o Román Abramóvich, nos hubieran ahorrado a todos los incautos amantes de las películas de verano las 2 horas de inclemente sufrimiento y 65 pesos.  

martes, 8 de abril de 2014

Un Arca de verdad



Si Noé de Darren Aranofsky te desilusionó, te garantizamos que esta historia te paralizará de la emoción. Los efectos especiales corren por cuenta de tu imaginación.




Leer la historia más electrizante de la temporada.

jueves, 27 de marzo de 2014

martes, 4 de marzo de 2014

Preparados para el Óscar 2015


Los mexicanos nos sentimos timados luego de presenciar el domingo pasado un día “histórico” donde 3 compatriotas se llevaron a casa la codiciada estatuilla dorada que los proclamó por 15 minutos ser las celebridades más envidiada en el mundo del cine.

Mejor Actriz de Reparto, Mejor Fotografía y Mejor Director no son nada si al final de la noche no cierras con broche de oro levantando el Óscar a Mejor Película. Por ello, hemos puesto manos a la obra para solucionar esto.

¿Están listos para ver la película que dejará sin aliento a la Academia?


  

James Cameron puede irse despidiendo del record de más Oscares por Titanic

jueves, 23 de enero de 2014

Aprendiendo del mundo del cine


La vida es una hija de puta, ayer te nominan al Óscar y hoy te codeas con Ana Claudia Talancón.




jueves, 22 de noviembre de 2012

Zombis en el Costco



Nada más piso el Costco y mi sentido zombi se enciende. No lo puedo evitar, es una enfermedad tan arraigada en mí como sufrir una erección cada que veo reaparecer a Fey en la televisión (no importa que cada día se parezca más a Jacobo Zabludovsky). Cierto, mi sentido zombi se dispara cada que salgo a la calle, cuando estoy en una plaza, en el cine, en una boda, etc., pero cuando estoy en el Costco, la cosa es seria, dejo de ser yo, camino como un muerto viviente, con la mente perdida, imaginando las posibles rutas de escape que tendría que tomar si se desatara un holocausto zombi.




¿Cómo es posible que ningún director de cine haya hecho una película de zombis dentro de un Costco? Digo, si ya han hecho hasta lo inimaginable en materia de muertos vivientes, no veo por qué no explotar el Costco.

El Costco tiene un potencial infinito en materia zombi. Si no fuera un cobarde y me animara a escribir un guión cinematográfico o una novela zombi, comenzaría con un sujeto tomado de la mano de su mujer.

-¿Qué te pasa? –le preguntaría la mujer a nuestro héroe-. Estás en la luna, mi amor. Tranquilo, ya verás que saldremos adelante, pronto encontraras trabajo y dejaré de endeudarme con mis tarjetas de crédito para poder comer.

-Gracias –dirá nuestro héroe con la mirada perdida en los anaqueles superiores de la tienda.
 



Nuestro héroe, en realidad, será un antihéroe, es decir, un escritor. Un escritor fracasado que por misterios que solo ocurren en las películas (o tal vez no) tiene por mujer a una chica de tetas descomunales. El escritor debería sentirse culpable por ser un mantenido, y lo está, hasta que entra al Costco, donde su psique toma un pequeño descanso del autoflagelamiento emocional y lo transporta en automático a su mayor terror, un ataque zombi. 

De ahí que no sea de extrañar que nuestro héroe recorra los pasillos con la mirada perdida en las zonas altas de la tienda, imaginando que trepa sobre los congeladores de comida, poniendo a salvo a su mujer, mientras los demás consumidores son devorados por una horda zombi.
 



-¿Oíste eso? –pregunta aterrorizada la mujer de nuestro héroe.

Nuestro héroe, en automático, como si hubiera nacido para ello, sin importarle que toda la gente se le quede viendo raro, como si fuera un loco (incluida su mujer), trepa a uno de los anaqueles de la tienda.

-Más vale que me des la mano –le dice nuestro héroe a su chica.

Y se desata el infierno.

Nuestro héroe y su chica viven gracias a la comida que hay almacenada en los estantes superiores, hasta que ésta empieza a escasear.

-Pero queda un montón de comida –dice la mujer de nuestro héroe.

-Tenemos que irnos –dice nuestro héroe.

La única forma de escapar es por el ducto del aire acondicionado.
 

 
Naturalmente la película o novela no tratará sobre zombis. Películas y novelas de zombis hay para regalar. Los zombis solo serán un telón de fondo. La verdadera historia tratará sobre la venganza. Sobre dos hermanos que desde pequeños se juraron lealtad y protección mutua, que crecieron viendo todas las películas de George Romero, imaginando que algún día tendrían que sobrevivir al Fin del Mundo. Hermanos que por esas cosas que tiene la vida, al crecer, toman caminos distintos.
-Estoy seguro que mi hermano está vivo –dice nuestro héroe.
-No me jodas –explota la mujer de nuestro héroe-, no puedo creer que quieras ir a reunirte con el hijo de puta que te robó la herencia de tus papás.
-Por eso quiero ir a buscarlo –dice nuestro héroe pensativo, mirando desde el techo del Costco todo el vecindario infestado de zombis-, para romperle las piernas y tirarlo en mitad de la calle.
 


jueves, 8 de noviembre de 2012

¿Y si fuera papá?




 
 
Viendo esta película Fiera me hizo una interesante pregunta:

-¿A los donadores de semen que son gays les darán revistas porno gay para que se la jalen?

Lo ignoro, pero sospecho que en las clínicas de donación de esperma tienen prohibido alentar a los gays a donar su semen, pues como todos sabemos 9 de cada 10 personas tienen la falsa creencia de que la homosexualidad es una enfermedad que se hereda y contagia.

¿Se imaginan tener que lidiar con cientos de madres que de repente descubren que los padres de sus machísimos hijos son gays? Lloverían las demandas contra las clínicas de semen.

Ahora que lo pienso, estoy seguro que por eso se inventaron lo de la cláusula de confidencialidad del donador.

En fin, si yo fuera un escritor de verdad, habría escrito la película con ese argumento, y el título sería Hijo, eres un perdedor afeminado porque tu papá biológico es gay. Sin embargo, Starbuck, toma otro rumbo, como puede verse en el tráiler, aunque recomiendo no verlo porque te cuentan toda la película, de principio a fin.

Mejor dejen en mis manos la sinopsis:

Un perdedor cuarentón que trabaja en la carnicería de su padre, un buen día (con abogado de por medio) descubre que debido a sus masivas donaciones de esperma (cuando era un joven calenturiento) ahora tiene 533 hijos, de los cuales, 142 quieren conocerlo. La película es canadiense (del lado francés), y por eso tiene un humor exquisito y moderado, porque si el guión hubiera caído en manos de los gringos, otra hubiera sido la historia. Seguramente el protagonista sería Adam Sandler convirtiendo la película en una vulgaridad rotunda absoluta. Por lo pronto en Argentina ya se robaron la idea y les salió un mamarracho, según me cuenta mi amigo Wikipedia.

Pero volviendo a la película canadiense, como era previsible en Fiera, terminó bañada en lágrimas y mocos; por fortuna la luz estaba apagada y no dejé ver mis ojos húmedos de Bambi (que se sepa que mi progenitor era machísimo y por eso genéticamente yo también lo soy).

-¿Y si tuviéramos un hijo? –me pregunta Fiera.

Trago saliva y tomo nota mental de supervisar que todas las noches mi chica no olvide tomar sus pastillas anticonceptivas.

-Quita esa cara de mongol –me reprende-, me refiero a que me da curiosidad saber cómo sería físicamente un hijo tuyo y mío.

Por fortuna corren tiempos tecnológicos y ciertas preguntas tienen una respuesta a un clic de distancia.



Muy sospechosa la cabellera roja de la criatura de la noche que aparece sobre estas líneas. Ni en mi familia ni en la de Fiera ha existido nunca un pelirrojo, aunque he de reconocer que la prominente frente sí que la heredó de mí.


Y para los que todavía no conocen a mi verdadero bebé, se los presento.

 



Apúrense a comprarlo, restan 3 días para que sus nombres aparezcan en la lista de agradecimientos y sean uno de los 67 generosos padrinos (y contando) con los que cuenta mi pequeña criatura.  

 

1.-Felipe Diaz (DonPuri) 2.-Teresa Pallares 3.-Carlos Ortega 4.-Rodrigo Mendoza 5.-José Sosa 6.-Ivan Javier Peña Salinas 7.-Ivan Javier Peña Salinas 8.-Paco Lambea 9.-Ana Rosado Torres 10.-Josue Baqueiro Blanco 11.-Mar Adán Enriquez-Macias 12.-Lizbeth C. Azueta Gorocica 13.- Manuel Baqueiro Cano 14.-Fernando Ortega 15.-Jose Luis Mezquita Gomez 16.-José Mariano Leyva Pérez 17.Gabriel Cáceres 18.-Daniela Pérez Borges 19.-Teresa Santos Candila 20.-Fernando Manzanilla Casanova 21.-Héctor Balaguer 22.-Sergio Garcia Balan 23.-Raul Sánchez Díaz 24.-Sergio Bautista Aguayo 25.-Ana M Rosado V 26.-Adrian Alejandro Preciado Alvarez 27.-Wilbert Castellanos Arce 28.-Tecnología Turística 29.-Sunrise Divers/ Pontebuzo  30.-Rodolfo Glez Giovannetti Irigoyen 31.-Uriel Mateos Ramos 32.-Rigel Solis Rodriguez 33.-Eduardo Huchin 34.-Cecilia Arana 35.-Erendira Sandoval Álvarez 36.-Isamar Sosa 37.-Luis Luna Caballero 38.-Carlos Diaz Diaz 39.-Jorge Dzib  40.-Juan Manuel Arrigunaga 41.-Salim Eduardo Abud Rodriguez 42.-Daniel Solís Alcocer 43.-Daniel Solís Alcocer 44.-Daniel Solís Alcocer 45.-Daniel Solís Alcocer 46.-Daniel Solís Alcocer 47.-Jorge Alberto Valladares Guzman 48.- Tecnología Turística 49.-Rafael Fernández 50.-Lilia Ojeda Ruiz del Hoyo 51.-Adrián Escobedo Berndes 52.-Vanessa Bringas Medina 53.- Estefanía Soberanis Loría 54.-Rogelio Tello Alvarez 55.-Carlos Rosado 56. -Oziel Martínez Valencia 57. -Candy Pérez Dorantes 58.- Georgina Sanchez Arceo 59. -Eduardo Bargas Duran 60.-Luis Sandoval Encarnacion 61.-Carlos Felipe Vera Mendicuti 62.-Rosalinda Muñoz Rodriguez 63.-Marco Acosta Abeyta 64. -Elena Salcedo Ferrer 65.-Eduardo Bacardit Rubio 66.-Javier Busquets Serrano 67.-Denisse Barreiro

miércoles, 25 de abril de 2012

Cosas bonitas sucias



Si A better life(Una vida mejor) es una película obligada para la administración de Obama, e incluso Demián Bichir aseguró que enviaron una copia a la Casa Blanca para que el Presidente se metiera en la piel de los inmigrantes latinos que son tratados como animales en Estados Unidos, Dirty pretty thingstendría que estar por decreto popular en la sala de televisión de todos los castillos y casas reales de Europa.





AQUÍ  puedes leer un artículo que hicimos sobre la película, titulado La película que las monarquías deberían ver.

jueves, 5 de abril de 2012

Día mundial del perro callejero



Ayer se celebró el Día Internacional del Perro Callejero. Y como era de esperarse la noticia se convirtió en Trending Topic mundial, es decir, fue una de las 10 cosas de las que más habló la gente en Twitter. Sin embargo, al igual que los niños indigentes que vemos en la calle pidiendo limosna, observamos a los desamparados mejores amigos del hombre y decimos, uy, pobrecitos. El corazón se nos estruja y nos seguimos de largo.

Hace dos años hubo alguien que no se siguió de largo y nos recordó una historia desgarradora ocurrida a principios del siglo pasado. El artista multifacético armenio-francés Serge Avédikian nos regaló un cortometraje animado de 15 minutos titulado “Chienne D´Histoire” (Historia de perros), que en el 2010 increíblemente fue ignorado por la Academia en la terna final rumbo al Oscar.




domingo, 1 de abril de 2012

La viga en nuestros ojos






The Help (Historias Cruzadas) es una película que ahora mismos está en el cine. Éxito de taquilla, de crítica, nominada a varios premios Oscar, etc. O sea, la vio hasta Dios Padre. Si no la has visto (cosa que dudo) recomiendo evites gastar tu dinero en un boleto, pues está en tus manos experimentar algo más extraordinario que el 3D, lo único que tienes que hacer es mirar a la sirvienta de casa. Observarla bien. Si eres muy osado, dirigirle la palabra. Pero no como siempre, que es para encargarle cosas o que limpie aquí o acullá. Pregúntale dónde vive. A cuántos kilómetros de la ciudad está ese pueblo o ranchería de nombre extraño que te ha dicho. Si está casada o vive con sus padres. Si tiene hijos. Cuántos. Si tiene hermanos. Cuántos. Si ha muerto algún integrante de la familia. Cuántos camiones tiene que abordar hasta llegar a su trabajo. Qué grado de estudios alcanzó. Si le parece justo lo que gana por trabajar más de diez horas al día.

Skeeter Phelan es una jovencita sureña que regresa a casa (Mississippi) al graduarse de la universidad. Son los años sesentas. Por eso sus amigas la ven como un bicho raro. En el sur pocas mujeres estudian una carrera, y mucho menos tienen la disparatada idea de querer ser independientes, buscarse un trabajo y soñar con ser escritoras. Skeeter le propone a un periódico de Nueva York hacer un reportaje sobre la vida que llevan las sirvientas, al fin y al cabo hay un agitador de masas llamado Martin Luther King que anda pregonando que es indignante que su país (en teoría el más poderoso del mundo) margine y trate a los negros como a esclavos, peor que a animales.

La señorita Skeeter logra entrevistar a un montón de sirvientas. La mayoría criadas de las amigas de su mamá. Las narraciones son espeluznantes. Por poner un simple ejemplo, las sirvientas no pueden usar el mismo baño que las señoras de casa, tampoco comer de la misma vajilla, pero paradójicamente sí pueden cuidar, mimar y amar a sus hijos pequeños. Niños que al crecer, lejos de conmoverse por el inhumano trato que reciben las mujeres que los criaron, repiten el patrón de mamá y tratan a sus nanas como si fueran seres repugnantes, llenos de infecciones, o sea, una raza inferior.

The Help nos ha conmovido hasta el tuétano. Nos ha hecho avergonzarnos de nosotros mismos. Querer construir una máquina del tiempo y viajar a los años sesenta, específicamente a territorio norteamericano para jalar de las orejas a esos yanquis desalmados. Todo esto pensamos (en un lapso de dos horas y media, que es lo que dura la película) mientras ignoramos a la indígena analfabeta y sin seguro social, que come y bebe en platos y vasos de plástico, que defeca y duerme en el cuarto-bodega al fondo de nuestra casa. El fantasma que nos heredó el acento aporreado del que tanto nos avergonzamos.

sábado, 3 de marzo de 2012

Yo no me llamo Damián





Tengo la teoría (y lo sé por experiencia) de que Demián Bichir escapó de México no por alcanzar el sueño hollywoodense, no señor, huyó porque aquí nadie podía decir su nombre correctamente.









Como todo nominado a un Oscar, de ahora en adelante Demián se ha ganado a pulso el derecho (y obligación) de hacer el ridículo (o haberlo hecho) en todos los churros que quiera. Jean Dujardin encontrará en él una dura competencia por todos los papeles de villanos que Hollywood tenga que ofrecer durante el próximo par de años.





AQUÍ un artículo donde profundizamos sobre la entrega de los premios Oscar, pero en especial, a quién queremos engañar, hablamos sobre los premios TVyNovelas. Y claro, también sobre Damián, perdón, Demián Bichir.  

lunes, 20 de febrero de 2012

Par de joyas


Este año las 9 películas nominadas al Oscar están faltas de acción. Si acaso, la del caballo que va a la guerra y ha hecho llorar a todas las mujeres pude que tenga un poco de explosiones y sangre (digo “puede” porque no la he visto, Spielberg solo me emociona cuando hay extraterrestres o campos de exterminio judíos de por medio).

Ante semejante carencia de creatividad en materia de acción, en Pildorita de la Felicidad proponemos las siguientes obras de arte a la Academia.  








Agradecimiento especial a Bruno Martínez por sendas recomendaciones. 


lunes, 21 de noviembre de 2011

2011: El Año en Documentales


La semana pasada, la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas (o A.M.P.A.S., los viejitos inútiles que le entregan los Oscares a las personas equivocadas cada año) publicó una lista de 15 documentales de entre los cuales cinco serán nominados al premio más importante de la industria del entretenimiento, y los diez restantes condenados a la vergüenza y el olvido.

Los 15 nominados a ser nominados son (haz clic en el nombre para ir a la página oficial de la película, en caso de que tenga):



Battle for Brooklyn, sobre un sujeto que lleva ocho años luchando para evitar que destruyan el barrio en el que viven él y otros pobres diablos para construir rascacielos y un estadio deportivo.



Bill Cunningham: New York, sobre un fotógrafo octogenario que lleva décadas retratando a celebridades y chiflados anónimos para las columnas de estilo del New York Times. Descárgalo.



Buck, sobre un vaquero que superó una infacia plena de abuso cortesía de su padre, un borracho desgraciado, y se convirtió en el mejor entrenador de caballos del mundo. Descárgalo.



Hell and Back Again, sobre las dificultades que enfrenta un soldado para reajustarse a su vida normal luego de combatir en la guerra de Afganistán.



If a Tree Falls: a Story of the Earth Liberation Front, sobre una de las mejores organizaciones ecoterroristas que actualmente operan en el mundo. En serio, si me dieran un peso cada vez que he querido quemar la casa de alguien por cortar un árbol... Descárgalo.



Jane’s Journey, sobre Jane Goodall, la encantadora (y seguramente olorosa) anciana de Gorilas en la Niebla, que a los 75 años sigue recorriendo el mundo para hacer el bien.


The Loving Story, sobre una matrimonio interracial y su batalla legal por permanecer juntos e interraciales en Virginia, EEUU, en la década de los 60's. Todavía no está disponible, pero mientras puedes descargar Interracial Hole Stretchers 6.



Paradise Lost 3: Purgatory, sobre tres basuras blancas que llevaban casi veinte años tras las rejas por (supuestamente) sacrificar a unos niños en un ritual satánicos. "Llevaban", porque a principios de este año fueron liberados, en parte gracias a la investigación efectuada por los realizadores de este documental y sus precuelas. (*a título personal: son culpables.) Descarga las primeras dos partes.



Pina, sobre una de las artistas más extraordinarias de la historia, la coreógrafa alemana Pina Bausch. Ahora, recemos porque alguien haga algo similar por Kazuo Ohno. Descárgalo, y de paso descarga el que ya existe de Kazuo Ohno. Vale la pena.



Project Nim, sobre la brillante idea de un grupo de científicos de criar a un pobre mono como si fuera un ser humano y las dificultades del infeliz para adaptarse a la vida como humano o como mono. Del director de Man On Wire.



Semper Fi: Always Faithful, sobre la lucha de un hombre por exponer una conspiración que involucra a la Marina de EEUU, responsable de la muerte de su hija.

Sing Your Song, sobre la vida de Harry Belafonte, su ascenso a la fama y su lucha por los derechos civiles en Estados Unidos y Africa.

Undefeated, sobre un equipo de fútbol americano, sumamente pobre y sumamente negro, que seguramente logra algo espectacular ("espectacular" según los estándares del fútbol americano) y derrite el corazón del público.


Under Fire: Journalists in Combat, sobre las dificultades que enfrentan los reporteros de guerra, tanto en el campo de batalla como al regresar a su vida cotidiana.



We Were Here, sobre los primeros años del SIDA y su efecto en la comunidad homosexual. Una seudo-secuela de esa maravillosa baratija documental que fue Gay Sex in the 70's. Del director de esa obra maestra que es The Cockettes.

¿Les interesa alguna? A mi tampoco. Tal vez la de Pina Bausch, y la del SIDA. Y la de los terroristas y la de Jane Goodall, porque creo en sus causas. Y la de Bill Cunningham, porque los viejitos maricones son lo máximo. Y la de los reporteros de guerra, y la tercera de Paradise Lost (ya ví las otras dos, ni modo que deje de ver ésta) y la del mono, porque admiro a su director. En pocas palabras, no me interesan las de soldados ni las de negros. Bah, me gustan mucho los documentales. Por lo general, el promedio de buenos documentales producidos en un año es superior al de cualquier otro género cinematográfico.

Las cintas preseleccionadas por la Academia cubren apenas una ínfima parte del panorama de cine de no ficción que pudimos disfrutar durante este año (o más bien, del cine de no ficción de este año que podremos disfrutar el año próximo). Algunas de las omisiones más notables realizadas por esta honorable institución fueron:


Senna, sobre el legendario piloto de F1 Ayrton Senna. Una omisión imperdonable, si consideramos que éste ha sido el documental más galardonado y de mayor éxito comercial del año. Descárgalo (¿a quién no le gustaría descargarlo? Ay, papá.)



Tabloid, sobre a una ex-reina de belleza que, al ser abandonada por el amor de su vida (un mormón que prefirió irse de misionero), decide secuestrarlo y abusar sexualmente de él para, según ella, rescatarlo de su Iglesia, a la que acusa de haberle lavado el cerebro. Dirige Errol Morris. Descárgalo.


George Harrison: Living in the Material World, sobre el miembro más gris del grupo de rock más grande de la historia. También es el más guapo, pero eso no es decir mucho. Dirigido por Martin Scorsese, ni más ni menos. Descárgalo, y si no te aburrió demasiado, descarga la segunda parte.



Page One: Inside the New York Times, sobre la gente que trabaja en la elaboración (y para mantener con vida) del periódico más importante del mundo. Descárgalo.


Being Elmo: A Puppeteer's Journey, sobre un negrito adorable que hace de este mundo un mejor lugar al dar vida a Elmo, el muppet consentido de Plaza Sésamo.

Into the Abyss, sobre un multihomicida a la espera de ser ejecutado en prisión, y el efecto tanto del crimen como del castigo en la gente cercana a él y a sus víctimas. Dirige Werner Herzog.

Magic Trip, sobre el viaje emprendido por Ken Kesey y Neal Cassady (el de On The Road) hacia la Feria Mundial de Nueva York. Dirige Alex Gibney, que ha hecho tantos buenos documentales. Descárgalo.


Además de esas omisiones notables, éste año produjo una amplia variedad de documentales semi-buenos, regulares y mediocres sobre personas que nos interesan poco o casi nada, como Bobby Fischer (descarga) o Conan O'Brien (descarga). Tal vez sean buenos, tal vez los veamos algún día pero de momento no, gracias. Si vamos a invertir noventa minutos en los desvaríos de alguien, preferiríamos hacerlo con...

Arirang, sobre el brillante cineasta Ki-duk Kim, por el brillante cineasta Ki-duk Kim. En Variety lo describen como "una experiencia similar a estar sentado junto a un borracho en un bar, que te recuerda una y otra vez que solía ser famoso, y que ahora conoce el sentido de la vida". Lo mismo puede decirse de todas sus películas, y hemos disfrutado cada una más que la anterior. ¿No es una maravilla ese tráiler?

Por motivos muy diferentes, también queremos ver...

Klitschko, sobre... boxeadores... rusos... Francamente, queremos ver a los hermanos Klitschko en poca ropa, golpeando sin clemencia a otros seres humanos. Ay, papá.

Y ya que andamos con mariconadas, no podemos dejar de mencionar a...


Justin Bieber: Never Say Never, sobre Justin Bieber, que aunque no me lo crean es una buena película. Bienaventurados los que vieron a la pequeña lesbiana mover su pelito en 3D.


Glee: The 3D Concert Movie, sobre la gira de Glee en Estados Unidos. Aunque honestamente, si no lo vimos en su momento, ya no tiene caso que lo veamos. O sea, Sam y Zizes ya ni siquiera existen, Mercedes ya es novia del otro negro despreciable y se separó de New Directions, igual que Brittany y Santana, que ahora son novias. Tina es una nulidad (igual que antes) pero Mike ya debe ser tercer lead, luego de Rachel y Blaine (no es que no queramos a Finn, pero éste es el show de Rachel, Blaine y Mike Chang... y Brittany y Santana). El paralítico y Puck y la otra güera dan hueva, así que es mejor no hablar de ellos. Por cierto, Mercedes es una gorda de mierda y la odiamos pero casi (*CASI*) podemos perdonarla luego del mashup de Adele que hicieron las Troubletones la semana antepasada, ay que cosa tan linda.

Para los que no son tan putos, pero tampoco son tan machos, también encontramos un puñado de buenos documentales de cine. "Buenos" porque nos encanta el tema, así que los disfrutamos a pesar de ser video-baratijas que abusan del gastadísimo formato entrevista-material de archivo. Así y todo, todo nerd ("geek", para los nuevos) que se precie de serlo no puede dejar pasar...

Corman's World: Exploits of a Hollywood Rebel, sobre uno de los productores más influyentes en la historia de Hollywood, responsable de una generosa ración de la felicidad de la que hemos gozado en esta vida.

Herschell Gordon Lewis: The Godfather of Gore, sobre el creador del género gore, nada menos. Si estás familiarizado con sus películas, en especial las clásicas Blood Feast y Two Thousand Maniacs, te espera una grata sorpresa. Descárgalo.

More Brains! A Return to the Living Dead, sobre el clásico ochentero de zombis. No es un tema terriblemente interesante, pero al igual que en el de HGL, gran parte de la diversión es ver lo viejos y chiflados que se han vuelto todos los que salieron en la película. Descárgalo.


Terminamos nuestro recuento de los documentales del año con lo mejor de lo mejor, las películas que llevan meses atormentándonos con su existencia porque no podemos verlas; aquellas por las que haríamos lo inimaginable: pagar buen dinero con tal de gozar unos minutos del privilegio de su compañía.


The Ballad of Genesis and Lady Jaye, sobre el ambicioso proyecto del artista Genesis Breyer P-Orridge y su esposa Lady Jaye, que decidieron convertirse en imágenes idénticas uno del otro mediante el abuso de la cirugía plástica.


The Advocate for Fagdom, sobre el artista y ponógrafo canadiense Bruce LaBruce, cuyo ensayo Meet Andrew, the anti-Ellen tuvo un efecto más profundo en nuestra (de)formación personal que casi cualquier otra cosa en la que pueda pensar:

"The dull, innocuous, Uncle Tom-esque figures that have been propped up by gay activists as the new face of homosexuality do a grave disservice to their witty, effervescent, and vastly entertaining -- not to mention subversive -- closety counterparts of yesteryear."



Beautiful Darling, sobre la vida y obra de Candy Darling, estrella del underground neoyorkino en tiempos de Warhol. Cada año alguno de los oportunistas del séquito de Andy Warhol saca un libro o un documental, que disfrutamos con un fervor casi religioso. ¡Qué lugar! ¡Qué epoca! Como París en los veintes, pero sin el talento.


Limelight, sobre el club nocturno más decadente que ha jamás ha existido (¿más que Studio 54? Probablemente. Que alguien haga un documental que demuestre lo contrario. Y que hagan uno acerca del Mineshaft o del Anvil) Mientras lo esperamos podemos ver Party Monster, otro estupendo documental ambientado en ese feo y maravilloso mundo.



Squeezebox!, sobre otro club noventero pansexual que marcó época, el último refugio de los mañosos durante la administración de Giuliani.


!Women Art Revolution, sobre las mujeres que dejaron huella en la escena del arte contemporáneo. ¡Carolee Schneeman! ¡Judy Chicago! ¡Barbara Hammer! ¡Janine Antoni! ¡Martha Rosler! ¡Hanna Wilke! Y muchas otras viejas locas con las que estoy menos familiarizado, pero que seguro hacen cosas horribles que no hemos visto antes (por eso nos gusta el arte).


The Black Power Mixtape 1967-1975, sobre la evolución del Movimiento de Poder Negro. Lo integran entrevistas realizadas a activistas, líderes y artistas por una televisora sueca durante las décadas de los 60's y 70's, que fueron descubiertas recientemente.

Crazy Horse, sobre el mejor show de putas, perdón, espectáculo de cabaret y burlesque del mundo, en el que las tetas más redondas son sometidas a las coreografías más espectaculares para deleite del público.