lunes, 10 de marzo de 2014

Metas de vida


Hoy día para poder morir en paz debes haber plantado un árbol, escrito un libro, tenido un hijo y creado un meme viral. 

Como no pienso reproducirme, para inclinar un poco la balanza a mi favor, me juré a mí mismo lograr al menos tres de esas cuatro metas de vida.

Dentro de esa escuela fundada por un pedófilo me hicieron plantar un arbolito cuando era un niño.

No se dejen engañar por los comentarios de los intelectuales que no la consideran una novela de verdad.


-Eres un idiota, debiste firmarlo –me dijeron varios amigos al ver que todo mundo se adueñó de mi meme.



Reconozco que mi ego pataleó un poco de rabia al creer que poniendo las letras en color rosa sería más que suficiente para dejar claro que el autor intelectual era este blog rosa, sin embargo, el no firmar me salvó el pellejo al día siguiente, cuando toda mi familia política se reunió en casa para celebrar el cumpleaños de Fiera y mi suegra sumamente consternada en mitad del almuerzo miró la pantalla de su celular y dijo:

-¡Jesús, miren lo que me acaban de mandar por WhatsApp, la gente ya no tiene consideración de las tragedias, seguro es obra de un loco!