lunes, 17 de febrero de 2014

Secuelas del catorce de febrero


Fiera me envía tres imágenes por el whatsApp. Tres puñaladas traperas. La primera, es una foto que subió al Facebook la novia de mi primo hermano presumiéndole a sus amigos cuánto la miman y consienten; la segunda, es una imagen que subió Kim Kardashian restregándole al mundo entero que el rapero de su esposo tiene el dinero suficiente para comprarle mil rosas; la tercera, es una postal o recordatorio de que debo abandonar la insana idea de volver al camino de las letras.




A continuación, las siguientes tres imágenes son para recordarle (otra vez) a Fiera, que las rosas son el regalo más estúpido que existe, un regalo de verdad es perder la poca dignidad que le queda a uno. 

Cómo imaginó Fiera que nos veríamos en la portada de una revista.

Cómo le hubiera gustado que fuera la portada de una revista.

Cómo aparecimos en la vida real en la portada de una revista.  


Aquí la truculenta historia detrás de la portada.