miércoles, 21 de noviembre de 2012

No llores por mí Argentina



Las ventas de Mala Racha se han estancado, todo es culpa del Buen Fin, estoy seguro. Sin embargo, un escritor también vive de mails que alimentan el alma y el ego, como este.





Histórica y místicamente siempre he tenido una conexión con el pueblo argentino, tengo fe que algún día vendrán a salvarme. Aunque claro, Fiera piensa lo contrario.
 




¿Llegaremos a las 100 novelas vendidas? Un misterio.