domingo, 11 de noviembre de 2012

Mueran de envidia intelectuales


Quizá mi libro nunca reciba una reseña de Vargas Llosa. Pero, ¿quién necesita el apadrinamiento de un viejito cuando puedes tener la promoción de la mujer más hermosa del Universo?