viernes, 3 de agosto de 2012

LA ETERNA NOCHE DE UNA ESTRELLA



LA ETERNA NOCHE DE UNA ESTRELLA 
(a 50 años de la muerte de Marilyn Monroe)

Porque ese cielo azul que todos vemos

ni es cielo, ni es azul, ¡lástima grande

que no sea verdad tanta belleza!
                     Lupercio Leonardo de Argensola (1559-1613)
                 
Hollywood fue desde sus inicios, la fábrica de estrellas que se cuelgan de ese inmenso cielo que es la pantalla del cine. Lo que este poeta español  nunca llegaría a imaginar, es que trescientos cincuenta años después, una estrella brillaría como ninguna en ese cielo de mentira e ilusión.   En el cine fue la Eva de dos Adanes, la corista del príncipe, la novia del millonario y el amor de millones de hombres que “las prefirieron rubias”.
Posiblemente Marilyn Monroe fue la estrella que más brillo en ese cielo, a rigor de verdad, no por sus dotes actorales (los cuales ni escasearon y abundaron), pero la fuerza de su brillo y resplandor surgieron  del más profundo deseo de  cada hombre que soñaba con sus curvas despampanantes, sus labios sensuales, su voz de niña boba y su lunar embriagador.
Nunca tan ciertas las palabras de Lupercio… la belleza es engañosa y efímera. Detrás de esa femme fatale, mito sexual, ícono de belleza; hubo una simple mujer carente de afecto y envuelta en su propio mundo de fantasía. ¿Pueden el glamour  y la belleza abstraerse del dolor intrínseco en la vida de cualquier ser humano? Aparentemente ella no lo pudo lograr.

¿Sabremos que pasó aquella fatídica noche eterna del 5 de agosto de 1962?  Tal vez si, o lo más probable que nunca. Pero no quiero hacer aquí un informe detallado sobre las hipótesis de su muerte. Quiero celebrar su vida y lo que significó para el mundo del cine que una tal Norma Jeane Baker, empezara a brillar como Marilyn Monroe.

Se cumplen 50 años que su estrella brilla para siempre y más que nunca. Su mito no morirá jamás, incluso para las generaciones que no la conocieron. Desde aquella noche brilla en el cielo de nuestro recuerdo para siempre.

Sleep Marilyn. sweet dreams!!! 

Carlos Enrique Moreno