lunes, 2 de abril de 2012

Ave del mal agüero



Por una de tantas casualidades que tiene el Internet, me topo con que en el 2008, exactamente el miércoles 2 de abril, un periódico de Tenerife, isla ibérica donde nació mi bisabuela, publicó un artículo mío (que terminó convirtiendo en una carta al señor director).




Con el pecho rebosante de orgullo, y herido porque nunca me avisaron que me publicaron, investigo sobre el periódico que es auspiciado por el prestigioso periódico El Mundo. La primera nota con la que me topo, es ésta:




Lo escalofriantes de la nota fue leer que apenas a 4 meses de mi publicación comenzó el desmoronamiento.




Al parecer esa es la suerte que le espera a todos los periódicos que se dignan a publicarme.