viernes, 6 de enero de 2012

Una historia navideña


Tengo muchas anécdotas con Fiera que me gustaría contar, por desgracia son tantas que me es imposible escribirlas todas, de lo contrario pasaría todo el día delante de la computadora y dejaría de vivir, así que tengo un filtro para reconocer qué anécdotas debo escribir y cuales no. Este filtro ocurre con la ayuda del Facebook.  Si  mis amigos comentan mucho (o mejor dicho, si los amigos de Fiera me llenan de comentarios humillantes), ¡bingo!, se que tengo que ponerme a darle a la tecla.





AQUÍ puedes leer la historia de mi suéter favorito.