lunes, 30 de enero de 2012

Terrible susto


¿Se acuerdan de Randy Constan? En Pildorita de la Felicidad jamás olvidaremos a este rocambolesco y espeluznante personaje. 




Esta mañana casi muero del infarto al encontrar evidencia contundente de que el bueno de Randy finalmente logró escabullirse dentro de casa.





Estuve dos horas encerrado en el baño hasta que comprendí que si el señor Constan, alias, Peter Pan, quisiera realmente sodomizarme, tan solo tendría que tumbar la puerta con sus poderosos brazos de luchador.

Entonces la terrible verdad salió a la luz:





Definitivamente hubiera preferido pasar una noche con Randy que ver a mamá usando semejante indumentaria.

¡Sí, se acerca el Carnaval, tiempo de perder el poquito pudor que tenemos!