miércoles, 16 de noviembre de 2011

El Melate es mi única esperanza


Hubo una época en que publicaciones serias recomendaban leerme, sin embargo, esas mismas publicaciones serias jamás me ofrecieron trabajo, tal como ocurre hasta la fecha.




Me retracto. Creo que mi única escapatoria para poder dedicarme a la escritura de tiempo completo es comprando el Melate. Sospecho que es más probable que me saque la lotería a que algún periódico o revista o editorial quiera contratarme como editorialista o comprar mi novela inédita.

Mi beca del FONCA está a unos días de expirar, con su permiso, comenzaré a mandar mi currículo de licenciado en administración de empresas para que alguna empresa me chupe la vida.



O quizá si fuera un hombre de mediana edad emprendedor retacaría este blog con publicidad para que me dieran unos míseros centavos a cambio de que termine de espantar a los dos o tres despistados que me visitan a diario.