lunes, 21 de noviembre de 2011

Cristo recluta “comediantes”


Que Dios me perdone (si existe) pero hay dos personas, no, mejor dicho, tres personas, que si llego a topármelas en la calle, juro que les reviento una cachetada; una cachetada es más humillante que un puñetazo en la nariz. Esas personas son (las menciono en orden indistinto, las desprecio por igual) Adal Ramones, Yordi Rosado y Kristoff. Ah, y también el Faisy. Este póker de indeseables son la encarnación del patetismo y del entretenimiento de dos pesos que reina en este país sin sentido del humor. Los guías espirituales de los xavos. Las marionetas que usan las televisoras para terminar de podrirle el cerebro a la gente.

Fin de mi rabieta. Vayamos al grano.


http://youtu.be/C2s4_mr6QaU


Observen a la esposa de Adal Ramones. Miren como no le cree una sola palabra al merolico de su esposo. Transpira incomodidad. Su mandíbula cruje. Desea en silencio que termine el monologo más insufrible de la historia. Que le suelten de una puta vez la mano.

Y para los que no terminaron de ver el video, mi querido Eduardo Huchín es un profeta.