viernes, 1 de julio de 2011

La periquita australiana viene a Mérida


Hoy día no cabe duda que los hombres envejecen con igual indignidad que las mujeres. Ejemplos hay decenas, en ÉSTE escrito hablamos de varios casos y categorías puntuales.

Pero el que se lleva las palmas es un señor (o señora) que en próximos días estará de visita en nuestra ciudad:

























Y hay veces que se suelta tanto el chongo que se le confunde con Raphael, la cotorra mayor.