sábado, 22 de septiembre de 2007

Porque no se puede olvidar...

Hace unos días en el post sobre Allende ponía la parte final de la Cantata Santa María de Iquique, cuya historia vale la pena conocer.
Hoy que el dictador Fujimori ha sido extraditado, y creyendo en la posibilidad de la justicia de los tribunales peruanos, no está de más escucharla con atención y atenta vigilancia, siempre engranando la historia, el recuerdo y desechando el olvido cómplice.